Bodegas Montecillo prevé una gran añada 2021

Viñedos cerca de Baños de Ebro, Rioja, España. Photo by James Sturcke | sturcke.org

Tras un año de gran incertidumbre, ha llegado el tiempo de recoger lo cosechado. Bodegas Montecillo, la tercera bodega más antigua de la D. O. Ca. Rioja, realizará entre los meses de septiembre y octubre la mayor parte de la vendimia. La Bodega prevé para este año una añada de una gran calidad, ya que las condiciones climatológicas durante el año han sido las propicias para que así sea. No obstante, será una vendimia escalonada muy basada en las maduraciones, habrá que hacer un seguimiento constante a cada finca ya que el ritmo de maduración es lento y muy diferente en cada parcela.

Se dice que “año de nieves, año de bienes” y este año podría ser buena muestra de ello. A pesar del granizo y las lluvias torrenciales ocurridas durante el mes de junio en algunas zonas cercanas a la Bodega como Fuenmayor, Navarrete y Cenicero, este ha sido un año propicio y favorable para la uva, en lo que a climatología se refiere. No obstante, las posibles lluvias de las próximas semanas serán determinantes para el resultado global de la vendimia.

La mayor parte de los viñedos seleccionados por la bodega cumplirán con el rendimiento esperado en función de la variedad, edad de la viña y localización. La propia Mercedes ha reconocido que “estamos muy ilusionados y con grandes esperanzas, no hay demasiada cantidad de uva en nuestros viñedos y la producción está muy controlada. Sin embargo, son racimos pequeños con bayas sueltas y con gran capacidad para elaborar vinos de larga guarda”. 

También contribuirá a esta gran añada el rendimiento establecido por el Consejo Regulador para este año, un 5% más respecto a 2020, algo que probablemente favorecerá que se igualen los kilos de producción con respecto al año pasado.

Una añada de grandes Tempranillo, Garnacha y Viura.

Este año, las variedades de uva más destacables serán las Tempranillo (tanto la blanca como la tinta) y se espera lo mismo de la Garnacha y la Viura de los viñedos antiguos, que podría dar lugar a vinos de una calidad excelente.

En cuanto a zonas, la gran mayoría de los viñedos de la variedad Tempranillo se sitúan en La Rioja Alta, que se caracteriza en términos generales por unas uvas con una elegancia natural, grados medios, acidez natural y multitud de aromas. En Rioja Oriental, se sitúan los viñedos de otros varietales controlados por la bodega centenaria, como Graciano y Garnacha, de ciclo más largo que la Tempranillo y que, por tanto, maduran mejor con más horas de sol.

Finalmente, en la Rioja Alavesa también hay fincas muy especiales, con suelo más calcáreo, más frescas y muy potentes aromáticamente, más finas en sus taninos pero con estructura y con vocación de ser vinos distinguidos.

Hay que esperar un tiempo para ver los resultados finales de esta vendimia, pero todo apunta a que Bodegas Montecillo contará con un producto de gran calidad que, nuevamente, hará posible que se logren vinos para seguir haciendo historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar